Apostolado Felipe Neri de Alcalá de Henares

Schola Amoris

El oratorio de San Felipe Neri presenta como novedad doce lienzos con los apóstoles

El Apostolado ha sido pintado por Guillermo Muñoz Vera que los ha retratado como hombres reales

Las obras artísticas clásicas lo son precisamente porque en su momento fueron realizadas como algo nuevo destinado a perdurar. El paso del tiempo ha hecho de ellas elementos artísticos de gran valor que en el caso del arte religioso tiene otros aspectos a destacar como son la evangelización y la veneración. La rehabilitación del Oratorio de San Felipe Neri ha hecho que un edificio barroco muy querido por los alcalaínos haya recuperado el valor artístico y lo ha preparado para afrontar el futuro destacando su calidad.

Pero además, la congregación de los filipenses ha querido de forma expresa dejar un legado de esta rehabilitación para las próximas generaciones además de contribuir con ese nuevo patrimonio a su misión evangelizadora. Es el apostolado que ha sido pintado en lienzos encolados a madera y que se puede contemplar y admirar en las paredes de la nave de la iglesia. Son los retratos de los doce apóstoles de Cristo pintados por uno de los pintores realistas, incluso considerado por muchos como un hiperrealista más importante del panorama artístico nacional e hispanoamericano. Se trata del chileno nacionalizado español Guillermo Muñoz Vera

Los doce lienzos de Guillermo Muñoz Vera sorprenden al visitante del oratorio situado en la plaza del Padre Lecanda. Contrastan con el conjunto arquitectónico como unas obras plenamente contemporáneas que con el paso del tiempo se convertirán en clásicos pictóricos y se convertirán en pinturas importantes del patrimonio histórico artístico complutense.

Lo primero que llama la atención es que esos doce lienzos no son obras convencionales o de serie. Son pinturas exclusivas, y lo que es más importante, tienen alma. Los filipenses pidieron a un hiperrealista de enorme prestigio internacional, como es Guillermo Muñoz Vera, que pintara a cada apóstol según la descripción que de ellos hace la mistica italiana y venerable María Valtorta en sus numerosas obras escritas, hombres reales de carne y hueso que conviven con Jesús, que siguen vivos y desde el cielo interceden por nosotros.

El artista ha representado a los doce apóstoles, Pedro, Juan, Santiago el Mayor patrono de España, Andrés, Santiago, Bartolomé, Felipe, Simón Celote, Judas Tadeo, Mateo, Matias y Tomás, en un paisaje diferente, lago, desierto, costa, montaña nevada, páramo, llano, etc. Además los ha situado en diversos momentos del día, desde el amanecer, el mediodía, el atardecer hasta la noche. Según el sacerdote filipense Alberto Velasco, en esta diversidad de espacio y tiempo ha querido transmitir la universalidad de la fe. Una fe que los apóstoles transmitieron hasta los confines de la tierra, atiempo y a destiempo. La solidez de esta fe apostólica se representa al estar los apóstoles pintados sobre roca. En sus obras pictóricas Guillermo quiere mostrar lo trascendente de las cosas intrascendentes

[*]Publicación periodica de Alcalá de Henares

La Restauración de la Iglesia del Oratorio [2019-2022]

Apostolado

Doce lienzos, encolados a madera, de Guillermo Muñoz Vera. Se pidió a Guillermo que pintara a cada apóstol conforme a la descripción que de ellos hace la mística italiana y venerable María Valtorta en sus numerosas obras escritas, hombres reales de carne y hueso que conviven con Jesús, que siguen vivos y desde el cielo interceden por nosotros. Guillermo representa a cada apóstol en un paisaje diferente, lago, costa, desierto, montaña nevada, páramo, llano etc; los sitúa, además, en diversos momentos del día, desde el amanecer, el mediodía, el atardecer hasta la noche. En esta diversidad de espacio y tiempo ha querido transmitir la universalidad de la fe. Una fe que los apóstoles transmitieron hasta los confines de la tierra, a tiempo y a destiempo. La solidez de esta fe apostólica se representa al estar los apóstoles pintados sobre roca. En sus obras pictóricas Guillermo quiere mostrar lo trascendente de las cosas intrascendentes.

Para el Oratorio el apostolado es muy importante, son la primera comunidad en torno a Jesús. Los apóstoles nos miran y nos invitan a vivir en comunidad de fe con ellos y, en ellos, con Jesús.

[*] Schola Amoris, revista nº25 de abril de 2022/Congregación del Oratorio de San Felipe Neri de Alcalá de Henares